Canción actual

Title

Artist


SID VICIOUS: LA POLÉMICA VIDA DEL BAJISTA DE SEX PISTOLS.

Escrito por el 13 mayo 2020

Esta semana se cumplieron 63 años del nacimiento de John Ritchie, más conocido como Sid Vicious, el bajista británico de una de las bandas pioneras del punk , Sex Pistols.  Su vida y trayectoria musical estuvieron marcadas por acontecimientos que lo convirtieron en uno de los artistas más polémicos en la historia de la música.

Desde su infancia, Sid Vicious tuvo que atravesar situaciones problemáticas: cuando era un niño se trasladó de Londres a España con su madre. Su padre, que trabajaba como guardia de seguridad, había prometido seguirlos, sin embargo, esto no sucedió. Allí su madre, tuvo que ganarse la vida vendiendo drogas a turistas para poder regresar a su país. 

Durante su adolescencia, Sid se hizo amigo Johnny Rotten  y, en el año 1977, tras la salida de Glen Matlock,  entró en Sex Pistols como bajista y corista (momento en el que cambia su nombre). Si bien no tenía demasiados conocimientos de música, su personalidad y estilo bastaron para quedarse en la banda.

En reiteradas ocasiones, el músico fue cuestionado por su talento musical. Incluso el representante de la banda, en 1994,  dio a conocer que Sid tocaba tan mal el bajo que tenían que poner otro  músico detrás para que tocara por él.

En 1977 tuvo una tormentosa relación de un año y medio con Nancy Spungen, ambos adictos a la heroína.  Tras el fallecimiento de su novia a los 20 años de edad en “condiciones misteriosas” Sid fue arrestado por un tiempo por ser considerado como único sospechoso por haber estado en aquel momento.

Unos años después, en  1979, murió a los 21 años de una sobredosis de heroína. Su muerte es cuestionada hasta el día de hoy debido a sus ideas expuestas en reiteradas ocasiones sobre “vivir rápido y morir joven”. “Probablemente muera antes de llegar a los 25, pero habré vivido de la manera que quería”, fue uno de sus dichos en una entrevista.

Sid Vicious dejó un gran legado marcado principalmente por su personalidad transgresora que se constituyó como parte de la identidad de la música punk.